La Verdad Sobre el Ácido Úrico y la Gota

Qué es el ácido úrico

El ácido úrico es un compuesto químico que se produce naturalmente en el cuerpo debido a la descomposición de las purinas, sustancias que se encuentran en ciertos alimentos. En condiciones normales, el ácido úrico se elimina a través de la orina. Sin embargo, cuando hay un exceso de este compuesto o el riñón no puede excretarlo adecuadamente, se da lugar a la hiperuricemia. Esta condición puede llevar a la formación de cristales de ácido úrico en las articulaciones, dando origen a la gota.

Los síntomas de la gota incluyen dolor agudo, hinchazón en las articulaciones, especialmente en los dedos gordos de manos y pies, sensibilidad y, en ocasiones, urticaria. Estos síntomas suelen ser más intensos durante la noche y, en muchos casos, un trauma leve en la articulación puede desencadenar el primer ataque de gota. Además, la hiperuricemia puede ser responsable de la formación de cálculos renales.

Dolores en las articulaciones como consecuencia de la hiperuricemia en articulaciones inflamadas

A pesar de estos riesgos asociados con la hiperuricemia, es crucial entender que si el organismo se encuentra en un estado desinflamado y sin inflamación crónica, la presencia de niveles elevados de ácido úrico no necesariamente representa un problema. Por ello, es esencial mantener un estilo de vida saludable y una dieta nutritiva para garantizar que el cuerpo se mantenga en un estado óptimo y reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la hiperuricemia.

Puntos Clave:

  • El ácido úrico, producido por la descomposición de purinas, puede acumularse y causar hiperuricemia, llevando a síntomas como la gota.
  • A pesar de los riesgos, mantener un cuerpo desinflamado y un estilo de vida saludable reduce las complicaciones asociadas.

Las funciones del ácido úrico

El ácido úrico es un producto de desecho que se produce en el cuerpo a través de la descomposición de las purinas presentes en los alimentos que consumimos. Estas purinas se convierten en ácido úrico en el hígado, y luego se eliminan a través de los riñones. En condiciones normales, el ácido úrico se mantiene dentro de ciertos límites en el cuerpo y no causa ningún problema de salud.

Los niveles normales de ácido úrico en el cuerpo varían según la edad, el sexo y otros factores. En general, los niveles normales de ácido úrico en los hombres son de 3.4 a 7.2 mg/dL y en las mujeres son de 2.4 a 6.0 mg/dL. Si los niveles de ácido úrico en el cuerpo se elevan por encima de estos niveles normales, puede conducir a una condición médica conocida como hiperuricemia.

Manejo De La Diabetes Tipo 2 Medicamentos - Sin Pastillas

La hiperuricemia es un problema de salud que puede causar enfermedades como la gota y otros síntomas relacionados con el dolor en las articulaciones, músculos y otros tejidos inflamados.

Por lo tanto, más que controlar los niveles de ácido úrico, resulta esencial controlas los niveles de inflamación crónica muy bajos. Para ello, es importante tener la glucemia basal y la insulina basal controladas a través de hábitos alimentarios saludables.

Efectos del ácido úrico en tu salud

El ácido úrico es esencial para algunas funciones de nuestro organismo, tales como:

  • Antioxidante: El ácido úrico es un potente eliminador de especies reactivas de oxígeno y se considera un antioxidante clave en los humanos. Actúa como una sustancia “antioxidante” al actuar como un eliminador de radicales libres y un quelante de iones metálicos de transición que se convierten en formas poco reactivas.
  • Estimulante del sistema inmunológico: El ácido úrico en sí puede servir como un estimulante del sistema inmunológico.
  • Regulación de la presión arterial: El urato ayuda a mantener la presión arterial en un entorno pobre en sal.
  • Cicatrización de tejidos: El ácido úrico puede ejercer roles fundamentales en la cicatrización de tejidos al iniciar el proceso inflamatorio necesario para la reparación de tejidos.
  • Eliminación: Los riñones desempeñan un papel importante en la regulación de los niveles de ácido úrico en el suero, ya que aproximadamente dos tercios del ácido úrico producido en los humanos es eliminado por los riñones.

La medicina convencional se ha encargado la tarea de demonizar los niveles elevados de ácido úrico, pero se olvida de que no pueden existir ataques de gota sin inflamación crónica.

Por eso, las personas que no padecen de síndrome metabólico o resistencia a la insulina no responden a la concentración de ácido úrico de forma negativa. Solo responden de esa forma aquellas personas cuyo organismo sufre de inflamación crónica sostenida.

Cómo mantener los dolores por ácido bajo control

Controlar los niveles de inflamación crónica y evitar que el ácido úrico se convierta en un problema, resulta esencial prestar atención a lo siguiente:

Evita ser resistente a la insulina

La resistencia a la insulina es una condición en la que el cuerpo no puede usar la insulina de manera eficiente. La insulina es una hormona que ayuda a que el azúcar (glucosa) entre en las células para que pueda ser usada como energía. Cuando hay resistencia a la insulina, el azúcar no entra en las células y se acumula en la sangre. Esto puede conducir a un nivel elevado de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

Lleva una dieta baja en fructosa

La fructosa es un azúcar que se encuentra en muchos alimentos y bebidas, incluyendo jugos de frutas, cereales, pasteles, dulces y bebidas gaseosas. También se puede encontrar en productos etiquetados como “azúcar de caña morena”, “nectar de agave” o “jarabe de maíz”. La mayoría de la fructosa que ingerimos viene de los alimentos y bebidas que consumimos, pero también se produce naturalmente en nuestro cuerpo.

El Impacto Del Estrés En La Resistencia A La Insulina - Sin Pastillas

Cuando ingerimos fructosa, ésta se absorbe en el intestino delgado y luego pasa al hígado. En el hígado, la fructosa se convierte en glucosa o en grasa. Si tenemos diabetes o prediabetes, esto puede ser problemático, ya que el exceso de glucosa en la sangre puede causar daños en los nervios, los vasos sanguíneos y otros órganos. También puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

Evita tomar alcohol

El alcohol puede reducir la capacidad de los riñones para filtrar y eliminar el ácido úrico del cuerpo. Esto puede llevar a niveles elevados de ácido úrico en la sangre, lo que aumenta el riesgo de formación de cristales de ácido úrico en las articulaciones.

Tratamiento de la hiperuricemia

Si tus niveles de ácido úrico están elevados, tu médico puede recomendarte medicamentos para ayudar a controlarlos. Los medicamentos más comunes para tratar la hiperuricemia incluyen inhibidores de la xantina oxidasa y uricosúricos. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la producción de ácido úrico o aumentar su eliminación del cuerpo.

Los inhibidores de la xantina oxidasa trabajan bloqueando una enzima en el hígado que produce ácido úrico. Al reducir la producción de ácido úrico, los niveles en la sangre disminuyen y esto ayuda a prevenir la formación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. Los uricosúricos, por otro lado, ayudan a aumentar la excreción del ácido úrico a través de los riñones.

A pesar de que esos medicamentos pueden ayudar, nada es más efectivo que bajar los niveles de inflamación crónica en el cuerpo. La forma de conseguirlo es a través de una dieta adecuada, tener actividad física, conciliar un sueño reparador en las noches y evitar el estrés.

Recomendaciones para el manejo del dolor relacionado con el ácido úrico

El dolor relacionado con el ácido úrico puede ser muy incómodo, pero existen varias medidas que puedes tomar para aliviarlo. Aquí te brindamos algunas recomendaciones para el manejo del dolor acido urico:

1. Aplica frío o calor: La aplicación de hielo o compresas calientes en el área afectada puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Prueba ambas opciones y elige la que mejor te funcione.

2. Eleva las extremidades: Elevar las extremidades afectadas por encima del nivel del corazón puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

3. Masajes y estiramientos: Realizar masajes suaves en las áreas afectadas y hacer estiramientos suaves puede ayudar a reducir la rigidez y el dolor.

4. Antiinflamatorios no esteroideos: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Sin embargo, debes hablar con tu médico antes de tomar cualquier medicamento para asegurarte de que es seguro y adecuado para ti.

5. Descansa y evita el estrés: Descansa lo suficiente y evita el estrés, ya que ambos pueden empeorar el dolor relacionado con el ácido úrico.

Recuerda que el manejo del dolor relacionado con el ácido úrico debe ser parte de un tratamiento integral que incluya cambios en el estilo de vida y medicamentos, en caso de ser necesario. Habla con tu médico para encontrar un plan de tratamiento adecuado para ti.

Preguntas frecuentes

 

Q: ¿Qué es el ácido úrico?

A: El ácido úrico es un compuesto químico que se produce en el cuerpo cuando las purinas presentes en los alimentos se descomponen. Se elimina a través de los riñones y, en niveles normales, no causa problemas de salud.

Q: ¿Cómo se produce el ácido úrico?

A: El ácido úrico se produce a partir de la descomposición de las purinas presentes en los alimentos que consumimos. Estas purinas se convierten en ácido úrico en el hígado y luego se eliminan del cuerpo a través de la orina.

Q: ¿Cuáles son los niveles normales de ácido úrico?

A: Los niveles normales de ácido úrico varían, pero generalmente se considera que están por debajo de 6 mg/dL para las mujeres y por debajo de 7 mg/dL para los hombres. Si los niveles de ácido úrico están por encima de estos rangos, puede haber un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados.

Q: ¿Qué efectos puede tener el ácido úrico en la salud?

A: El ácido úrico en exceso puede causar la formación de cristales en las articulaciones inflamadas, lo que puede llevar a la gota, una enfermedad inflamatoria dolorosa. También se ha relacionado con dolores articulares y musculares en otras áreas del cuerpo.

Q: ¿Cómo puedo mantener el ácido úrico bajo control?

A: Para mantener el ácido úrico bajo control y evitar que se convierta en un problema, debes evitar los niveles de inflamación crónica en tu cuerpo. Para ello, es importante llevar una dieta nutritiva y baja en fructosa y en bebidas alcohólicas.

Q: ¿Cómo se trata la gota?

A: La hiperuricemia, o niveles elevados de ácido úrico, se trata generalmente con medicamentos recetados, como los inhibidores de la xantina oxidasa y los uricosúricos. Además de los medicamentos, es posible que se requieran cambios en el estilo de vida, como llevar una dieta adecuada y hacer ejercicio regularmente.

Q: ¿Qué recomendaciones hay para manejar el dolor relacionado con la gota?

A: Para manejar el dolor relacionado con el ácido úrico, se pueden aplicar métodos como la aplicación de calor o frío en las áreas afectadas, elevar las extremidades y descansar adecuadamente. Si el dolor persiste, es importante buscar atención médica.

Tabla de Contenido

Leire Di Cecco

Médica graduada con honores de la Universidad del Rosario, Colombia.
Especialista en Trastornos Alimentarios y Obesidad, Universidad Europea de Madrid.